Cerrajero Puebla de San Miguel

Cerrajero Puebla de San Miguel, está disponible las 24 horas por lo que no debe preocuparse en caso de tener una emergencia ya que él siempre está alerta. Él está entusiasmado de encontrarse en este municipio de la comarca del Rincón de Ademuz; en primer lugar, porque aquí recibe muchas solicitudes por lo que siempre está disponible las 24 horas del día y los 7 días de la semana, por otro lado, el disfruta la gran variedad de lugares que puede visitar en Puebla de San Miguel sobre todo cuando es fecha de fiestas patronales o mayores. 

Él siempre que tiene tiempo —cuando no está en alguna de sus aventuras abriendo cerraduras, visita la Iglesia parroquial de San Miguel Arcángel, recomienda visitarla porque según él hay mucha paz en ese lugar, además de su historia y arquitectura del siglo XVII.

Cerrajero Puebla de San Miguel

Aventuras del Cerrajero Puebla de San Miguel

El segundo lugar favorito para el Cerrajero Puebla de San Miguel es La Tejería, siempre que va camino a Ademuz, antes de llegar a la Puebla, pasa por este lugar que está muy bien conservado y además que algunos elementos han sido restaurados. En este lugar se fabrica la teja y el ladrillo desde 1950, al cerrajero le gusta observar el proceso. Hasta la década de 1950 se elaboraban aquí la teja y el ladrillo necesario para la villa, de manera temporal, con alfareros venidos de fuera.

También, aunque suene un poco tétrico, al cerrajero de Puebla de San Miguel le encanta visitar el Cementerio, sobre todo el antiguo, ya que existen dos: uno que apenas acaban de construir y el antiguo —que es su favorito, aunque a él le gustaría que se preocuparan por restaurarlo ya que cuenta que posee muchas características interesantes, sobre todo etnológicas, una bella arquitectura y además mucha simbología étnica. Siempre que el visita a sus clientes trata de recoger más información sobre el lugar para también poder facilitarla a turistas sin costo alguno, y cuando de cobrar su trabajo de cerrajería se trata, siempre cobra muy económico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *